Hablar de Carlos Villoslada es como hablar de un buen vino con Denominación de Origen, de La Rioja, por supuesto. Este artista busca su inspiración en las ramas de los árboles y en las golondrinas que se posan sobre ellas. Sabe cómo llevar la naturaleza del campo al hogar, pintando platos “de los de toda la vida”, lámparas y ahora también telas.
Afincado en Logroño, dónde encuentra la paz para crear “sus maravillas”, le podrás encontrar paseando con sus inseparables Galgos.
Un auténtico descubrimiento, tanto como persona como artista, Carlos vino al Hotel One Shot Recoletos 04 para conocernos…
1. Tienes una larga trayectoria a tus espaldas como artista… ¿Qué te llevo a ello?
_Utilizo el arte como forma de vida y de expresión, ese sin duda es el porqué de ello y de todo lo que hago y por qué lo hago.

 

2. ¿Qué proyectos te traes ahora entre manos?
_Aprender, a partir de ahí el resto, con nombres como “anidar en blanco frágil” proyecto instalación, compuesto por centenares de nidos de cerámica… Que verá la luz en otoño y mi exposición actual en el Museo Würth La Rioja.

 

3. ¿Cómo y dónde te ves dentro de 10 años… Seguirías en Logroño?
_No pienso en el futuro a largo plazo, lo que sí sé es que seguiré muy en contacto con la naturaleza.

 

4. ¿Te planteas explorar otras formas de expresión artística?
_¡Sí por supuesto! Algo que me suponga un reto, performance sería una de ellas…

 

5. Ya has estado en nuestro hotel One Shot Recoletos 04. ¿Cuál fue tu primera impresión? ¿Cuál sería tu tipo de habitación ideal?
_ Recuerdo que ya al verlo desde la calle se respiraba arte y una sensación de querer quedarme en él.
_Una con balcón, con vistas a la Puerta de Alcalá, como referente de la ciudad y a la tranquilidad de la calle Salustiano Olózaga, es la perfecta para poder inspirarme, ( y si ya le añadimos una botella de vino tinto…¡rozaría la perfección!)

 

6. ¿En qué ubicación del Hotel Recoletos 04 te imaginas alguna de tus obras?
_Desde el primer momento que pisé el hotel me fijé en sus techos altos y la entrada con sus dos columnas que dan paso a la coctelera, fue inevitable imaginar una instalación de piezas de cerámica… Recorriendo las paredes hasta llegar al techo, un trazado, una conexión entre una estancia y otra a través de golondrinas, nidos, corazones… también sobre sus camas…

 

 

Todo un placer que formes parte de nuestro espacio #ONE SHOT Friends!!!!!

Conoce más de Carlos Villoslada en su web: Carlos Villoslada Oficial

 

 

 

Compartelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone